¿Pe­ro qué co­ño es es­to?

Del im­pre­sen­ta­ble de Iba­rretxe po­día es­pe­rar cual­quier co­sa. Mal em­pe­za­ron los gui­ño­les del Plus cuan­do a es­te su­je­to le en­con­tra­ron pa­re­ci­do con el per­so­na­je de Spock. Va y di­ce el tío:

[…] los úl­ti­mos in­for­mes re­ci­bi­dos en la na­ve Eus­kal­pri­se di­cen que hay un in­ten­to se­rio por par­te de otras ga­la­xias de con­tro­lar la ga­la­xia vas­ca […] te­ne­mos la mi­sión de de­fen­der la ga­la­xia vas­ca, ya que quie­ren de­ci­dir con con­trol re­mo­to des­de la ca­pi­tal de otra ga­la­xia»

impresentable

No sé quié­nes son ni qué ha­cen esa can­ti­dad de im­bé­ci­les al­re­de­dor, ni a qué men­te ca­len­tu­rien­ta se le ha ocu­rri­do es­te ver­gon­zo­so y son­ro­jan­te ac­to, pe­ro apar­te de re­sul­tar ri­dícu­lo, co­mo ca­si siem­pre ocu­rre con es­te per­so­na­je, no hay na­da más le­jos de Star Trek que una ideo­lo­gía ar­cai­ca, ra­cis­ta, ex­clu­yen­te y fun­da­men­ta­lis­ta co­mo la del Par­ti­do Na­cio­na­lis­ta Vas­co. Qui­te las ma­nos de nues­tras co­sas, se­ñor Iba­rretxe, y de­dí­que­se a las su­yas, por fa­vor.