Crea­cio­nis­mo

«Atri­buir­le a Dios las im­per­fec­cio­nes de la evo­lu­ción es una blasfemia»

—Fran­cis­co Aya­la, biólogo

via XL­Se­ma­nal