El final

Hablar del final de Battlestar Galactica es hablar de muchas cosas. En primer lugar, es hablar del final de una de las mejores series de la historia. Si viviera en los EEUU, eso sería todo. Como vivo en España, un país donde el deporte nacional es descojonarse del prójimo, hasta es más divertido escribir sobre las circunstancias que rodean la emisión que sobre la propia serie.

Como muchos ya sabréis, los últimos diez episodios de Galactica (segunda parte de la cuarta temporada, interrumpida por la huelga de guionistas) terminaron de emitirse en Estados Unidos el pasado 22 de marzo. En España la primera parte de la temporada se vio de octubre a diciembre de 2008, mes en el que salió a la venta el pack DVD con los diez capítulos y “Razor”, la película que hace de puente con la tercera temporada.

Desde diciembre, pues, en SciFi España no ha habido noticia alguna sobre la emisión del resto de la serie. Bueno, sí. Han puesto los diez primeros capítulos otra vez. Acabada la reposición, nada. Ni una noticia en la página web. Nada de nada.

SciFi España está gastando su (ya escaso) tiempo y el de sus espectadores en series que en USA llevan ya tiempo canceladas. Hasta están organizando una Gira del Coche Fantástico. Dios. 

SciFi la vemos los friquis. Los friquis tenemos internet, y a la semana de no tener noticias de la serie ya habíamos bajado y visto los diez capítulos que nos faltaban. Había friquis que a las ocho horas de emitirse en Estados Unidos ya habían terminado los subtítulos.

Amigos de SciFi España; sabemos que los espectadores os importamos una mierda. Sin duda. Lo que pasa ahora es que vosotros ahora también nos importáis una mierda. Sobre todo cuando no hacéis falta en absoluto. Yo ya he visto mi serie. Vosotros seguid a lo vuestro, que así os luce el pelo.

En el próximo post, hablaré de Galactica. Lo prometo.