Extractos mínimos (V)

Da un poco de grima viajar más rápido que la luz. Es como si mides mil millones de kilómetros de alto y mueves los dedos de los pies. No los puedes ver, pero los mueves. Esto es igual, pero con tu yo completo: tú viajando tan tranquilo, y mientras tanto cenas con tu mujer el sábado. No es ubicuidad, pero se le parece mucho…