Inexac­ti­tu­des

En es­te ar­tícu­lo, de fe­cha 26 de di­ciem­bre, de Mi­cro­sier­vos, uno de los blogs en es­pa­ñol más lei­dos, se ha­ce una crí­ti­ca (que no en­tro a va­lo­rar) de la se­rie Star­ga­te: Uni­ver­se, el se­gun­do spin – off de la se­rie Star­ga­te: SG – 1, in­tro­du­cien­do va­rias inexac­ti­tu­des:

Así que o bien se po­nen las pi­las en los ca­pí­tu­los res­tan­tes de la tem­po­ra­da pa­ra ir desa­rro­llan­do un ar­co ar­gu­men­tal que lle­ve a al­gún si­tio, o ten­go mis du­das de que la re­nue­ven pa­ra una se­gun­da tem­po­ra­da.

En es­te sen­ti­do hay que acla­rar que el anun­cio de la re­no­va­ción de la se­rie pa­ra la se­gun­da tem­po­ra­da se pro­du­jo el pa­sa­do 14 de di­ciem­bre.

Aun­que tam­bién es cier­to que la pri­me­ra tem­po­ra­da de Star­ga­te, que al fi­nal ter­mi­nó sien­do la se­rie de cien­cia fic­ción que más tiem­po es­tu­vo en emi­sión de for­ma con­ti­nua de la his­to­ria, era muy flo­ja, así que ha­brá que dar­le una opor­tu­ni­dad.

Y aquí, só­lo de­cir que la se­rie de cien­cia fic­ción que más tiem­po ha es­ta­do en emi­sión de for­ma con­ti­nua es Doc­tor Who, des­de el 23 de no­viem­bre de 1963 al 6 de di­ciem­bre de 1989 (26 años), con las pa­ra­das ló­gi­cas de ca­da tem­po­ra­da, al igual que SG‑1.

Aho­ra di­réis que soy un pun­ti­llo­so, pe­ro creo que es fun­da­men­tal al in­for­mar no dar de­ta­lles in­ne­ce­sa­rios si no se con­tras­tan. Eso res­ta cre­di­bi­li­dad al res­to de la in­for­ma­ción y da muy ma­la ima­gen al lec­tor in­for­ma­do. Es obli­ga­ción del que in­for­ma en in­ter­net ser lo más ri­gu­ro­so po­si­ble a la ho­ra de ha­cer­lo, má­xi­me si se sa­be que hay una gran can­ti­dad de per­so­nas que leen esa in­for­ma­ción. En el ca­so de Mi­cro­sier­vos, 1.300.000 se­gún sus pro­pios da­tos, en fe­bre­ro de 2009.

Yo soy uno de esos lec­to­res y lo se­gui­ré sien­do, por­que la ca­li­dad del blog y su es­fuer­zo di­vul­ga­dor de la cien­cia y la tec­no­lo­gía son dig­nos de men­ción, pe­ro creo que por el de­ta­lle se ga­na y se pier­de pres­ti­gio, y se pier­de más del que se ga­na. Por eso es tan im­por­tan­te.

Es­pe­ro que si en­con­tráis co­sas así en es­ta hu­mil­de bi­tá­co­ra, me lo ha­gáis sa­ber in­me­dia­ta­men­te pa­ra co­rre­gir­me con ra­pi­dez. Lo agra­dez­co de an­te­mano.