Mis peo­res per­so­na­jes de la Cien­cia Fic­ción

En mi afán de rei­vin­di­car la es­ta­dís­ti­ca ba­ra­ta, co­mien­zo hoy una se­rie de Top Ten ba­sa­da en mi pro­pio gus­to y ex­pe­rien­cia, que pa­ra eso es mi blog.

Em­pe­za­mos con una cla­si­fi­ca­ción tra­di­cio­nal, que vie­ne a con­tar los diez per­so­na­jes que guio­nis­tas y pro­duc­to­res po­drían ha­ber evi­ta­do, con el con­si­guien­te aho­rro en suel­dos y ves­tua­rio.

.


neelix10. Nee­lix (Star Trek: Vo­ya­ger).
In­ter­pre­ta­do por Ethan Phi­llips.

Inefa­ble co­ci­ne­ro de la na­ve es­te­lar Vo­ya­ger, que co­mien­za la se­rie co­mo el (po­co creí­ble) no­vio de la ocam­pa Kes, un per­so­na­je cu­yos guio­nis­tas ha­cen pa­sar por di­ver­sos ro­les sin lle­gar nun­ca a de­fi­nir del to­do. Pe­se a to­do, lo­gró ter­mi­nar la se­rie, que du­ró sie­te tem­po­ra­das, in­ter­pre­tan­do si­tua­cio­nes un tan­to es­qui­zo­fré­ni­cas, des­de el gra­cio­si­llo de la na­ve al se­su­do y ex­pe­ri­men­ta­do con­se­je­ro.

.


wesleycrusher9. Wes­ley Crusher (Star Trek: La nue­va ge­ne­ra­ción).
In­ter­pre­ta­do por Wil Whea­ton.

Per­so­na­je crea­do y erra­do por el pro­pio Ge­ne Rod­den­berry, a su pro­pia ima­gen, en lo que los ame­ri­ca­nos lla­man un Mary Sue ‑el se­gun­do nom­bre de Rod­den­berry era Wes­ley- que, a pe­sar de (o gra­cias a) los in­ten­tos de los guio­nis­tas, nun­ca lle­gó a cua­jar del to­do. Al igual que el per­so­na­je de Tasha Yar ‑eli­mi­na­do en la pri­me­ra tem­po­ra­da- y tras re­pe­ti­dos in­ten­tos por con­so­li­dar­lo en el re­par­to, fue su­pri­mi­do al tér­mino de la cuar­ta tem­po­ra­da pa­ra re­go­ci­jo de los fans de la sa­ga.

.


Kes8. Kes (Star Trek: Vo­ya­ger).
In­ter­pre­ta­da por Jen­ni­fer Lien.

Alie­ní­ge­na ocam­pa, pri­sio­ne­ra res­ca­ta­da por la tri­pu­la­ción en su pri­me­ra re­frie­ga con los Ka­zon ‑ra­za que in­clui­ré en Mis peo­res ra­zas alie­ní­ge­nas de la CF- que, al igual que su «com­pa­ñe­ro» Nee­lix, nun­ca con­si­guió un pa­pel de pe­so. Fue eli­mi­na­da de la se­rie de mo­do rá­pi­do y po­co afor­tu­na­do, aun­que re­em­pla­za­da de for­ma an­to­ló­gi­ca por la borg Se­ven of Ni­ne, que ade­más de sal­var la se­rie, pro­ta­go­ni­za uno de los me­jo­res dúos de la cien­cia fic­ción jun­to al Doc­tor ho­lo­grá­fi­co de la na­ve.

.


lochley7. Eli­sa­beth Lo­chley (Baby­lon 5).
In­ter­pre­ta­da por Tracy Scog­gins.

Ter­ce­ra ca­pi­ta­na de la es­ta­ción Baby­lon 5, tras Jef­frey Sin­clair y John She­ri­dan, du­ran­te la «tem­po­ra­da apó­cri­fa» de la se­rie. No con­si­gue apor­tar de­ma­sia­do a una se­rie com­ple­ta­men­te des­hin­cha­da tras cua­tro años le­gen­da­rios y per­so­na­jes de an­to­lo­gía de la Cien­cia Fic­ción, co­mo G’­Kar o Lon­do Mo­lla­ri.

Prác­ti­ca­men­te el re­par­to en­te­ro de­be­ría apa­re­cer aquí acom­pa­ñán­do­la, jun­to al de la fa­lli­da Cru­sa­de.

.


Dex6. Ro­non Dex (Star­ga­te: Atlan­tis).
In­ter­pre­ta­do por Ja­son Mo­moa.

Sus­ti­tu­to de Ai­den Ford (nues­tro cla­si­fi­ca­do nú­me­ro 5), es­te muscu­loso y pe­lu­do per­so­na­je ha ob­te­ni­do un in­ex­pli­ca­ble éxi­to en la se­rie, per­ma­ne­cien­do en ella has­ta su úl­ti­mo ca­pí­tu­lo. La ex­pre­sión que ven en su ca­ra es exac­ta­men­te la que apa­re­ce en cual­quier si­tua­ción y cir­cuns­tan­cia, y tie­ne dos pos­tu­ras fun­da­men­ta­les en sus ac­tua­cio­nes: de bra­zos cru­za­dos y dan­do mam­po­rros. Di­ga­mos que es el Bud Spen­cer de la cien­cia fic­ción: hos­tias co­mo pa­nes.

.


aidenford5. Ai­den Ford (Star­ga­te: Atlan­tis).
In­ter­pre­ta­do por Rain­bow Sun Francks.

El cla­mo­ro­so fa­llo del cas­ting fue pre­ten­der ha­cer un per­so­na­je com­ple­jo de un Redshirt. Sin ser mal ac­tor del to­do, ado­le­ce de lo que la ma­yo­ría de los ca­rac­te­res de es­ta lis­ta: no tie­ne pro­fun­di­dad, es­tá va­cío, y eso lo ha­ce in­ne­ce­sa­rio. Por suer­te, los pro­duc­to­res se die­ron cuen­ta en­se­gui­da y lo hi­cie­ron des­apa­re­cer, pe­ro por des­gra­cia lo sus­ti­tu­ye­ron por un per­so­na­je que si lle­na la pan­ta­lla es por vo­lu­men.

.


Tony_Verdeschi4. Tony Ver­des­chi (Es­pa­cio: 1999).
In­ter­pre­ta­do por Tony Anholt.

Uno de los gran­des fias­cos pro­ta­go­ni­za­dos por Fred Frei­ber­ger (pro­duc­tor en­car­ga­do de la des­apa­ri­ción de la se­rie ori­gi­nal de Star Trek y de la pro­pia Es­pa­cio: 1999). Tras una pri­me­ra tem­po­ra­da en la que la se­rie tu­vo un apre­cia­ble éxi­to en los Es­ta­dos Uni­dos, Frei­ber­ger lle­ga pa­ra in­tro­du­cir cier­tos cam­bios: más hu­mor y más ac­ción. En es­ta te­si­tu­ra es don­de el per­so­na­je in­ter­pre­ta­do por Anholt en­tra en es­ce­na: una es­pe­cie de ga­lán de se­gun­da em­pe­ña­do en sin­te­ti­zar cer­ve­za du­ran­te más de vein­te epi­so­dios. Sin­ce­ra­men­te, no re­cuer­do más.

.


boxey13. Bo­xey (Battles­tar Ga­lac­ti­ca, se­rie ori­gi­nal).
In­ter­pre­ta­do por Noah Hatha­way.

Trans­po­si­ción di­rec­ta del ni­ño-mas­co­ta ci­ne­ma­to­grá­fi­co (ver Sha­ne), y ger­men de pe­que­ños en­gen­dros co­mo el ya men­cio­na­do Wes­ley Crusher, lle­ga a ser exas­pe­ran­te­men­te in­fan­til y ño­ño, en una se­rie exas­pe­ran­te­men­te in­fan­til y ño­ña (sal­vo el pi­lo­to). Las an­dan­zas del po­bre huer­fa­ni­to (y de su odio­so pe­rro ci­ber­né­ti­co Muf­fit) en la es­tre­lla de com­ba­te ha­cen deses­pe­rar a cual­quier de­di­ca­do y sin­ce­ro afi­cio­na­do a la cien­cia fic­ción. Su su­pre­sión en la ver­sión mo­der­na de la se­rie es un mo­ti­vo más de ve­ne­ra­ción pa­ra Ro­nald D. Moo­re.

.


Waterman2. Lew Wa­ter­man (UFO).
In­ter­pre­ta­do por Gary Myers.

El po­bre Myers no tie­ne la cul­pa de es­tar aquí. De­be­ría es­tar la se­rie com­ple­ta; el pro­ble­ma es un con­ti­nuo des­fi­le de per­so­na­jes, pro­ban­do y equi­vo­cán­do­se, y que no lle­gan a cua­jar. Es uno de los mo­ti­vos por los que una bue­na se­rie ‑o al me­nos que par­tía de una bue­na idea- se fue al tras­te tras un so­lo año de emi­sión. Una lás­ti­ma pa­ra Gerry An­der­son, que pe­se a lo le­gen­da­rio no tu­vo de­ma­sia­da suer­te en la cien­cia fic­ción.

.


jar-jar-binks21. Jar Jar Binks (La ame­na­za fan­tas­ma).
Per­so­na­je 3D in­ter­pre­ta­do por Ah­med Best.

Mi sin­ce­ra in­ten­ción era en­con­trar un per­so­na­je que me­re­cie­ra es­te pues­to den­tro de mis se­ries fa­vo­ri­tas. Pe­ro el po­der de es­te en­gen­dro pa­ra ge­ne­rar una­ni­mi­dad en­tre los afi­cio­na­dos me lle­va a al­zar­lo al nú­me­ro uno. Qui­zá el ma­yor error de Geor­ge Lu­cas, jun­to con el de los mi­di­clo­ria­nos ‑la de­fi­ni­ti­va ba­na­li­za­ción de la Fuer­za-. Jar Jar vie­ne a ser un cru­ce es­tú­pi­do en­tre Han So­lo y Lan­do Cal­ris­sian, en su ver­tien­te hu­mo­rís­ti­ca. En re­su­men, un pri­mer pues­to me­re­ci­do.

.


Pró­xi­ma­men­te: Mis diez me­jo­res se­cun­da­rios de la Cien­cia Fic­ción.