Skins

Pe­se a su cor­ta exis­ten­cia, es la cuar­ta vez que re­su­ci­to es­te blog. Ca­da vez que lo ha­go, le cam­bio el as­pec­to, no sé si in­flui­do por el Doc­tor Who o que en el fon­do lo que pa­sa es que no es­cri­bo por­que no lo veo bo­ni­to. Tan­to da. Aquí lo que fal­tan son con­te­ni­dos.